Ir al contenido principal

Entradas

7 medidas para combatir la brecha salarial de verdad

En España, la media de las remuneraciones brutas (antes de deducir la aportación a la Seguridad Social y las retenciones por el IRPF) anuales de los hombres asalariados en 2015 fue de 25.992,76 euros, mientras la retribución bruta promedio de las mujeres fue de 20.051,58 euros, según la última estimación del Instituto Nacional de Estadística. Es sólo un dato que refleja un problema que está de máxima actualidad: existe brecha salarial y discriminación laboral por razón de sexo en España. 
Ahora son muchas las empresas que se suben al carro de “poner parches” a este problema mediante medidas de discriminación positiva, pero discriminación al fin y al cabo. 
Que una mujer cobre menos que un hombre por realizar el mismo trabajo, es una consecuencia. Para solucionar el problema convendría atacar sobre las causas, no poner parches sobre las consecuencias. 
Imaginemos un caso típico:
María trabaja de encargada en una tienda de moda. Es una persona entregada a la empresa, tiene un buen sueld…
Entradas recientes

Sindicatos. ¿Amigos o enemigos?

Es cierto que en los últimos años, los sindicato españoles han perdido buena parte de su prestigio por diferentes motivos. Lo cierto es que han evolucionado poco en su manera de trabajar y, en algunos aspectos, puede que no se hayan adaptado a algunas de las circunstancias de la nueva realidad del mercado laboral. Aún así, siguen teniendo muchísima fuerza y siguen siendo temidos por buena parte de los empresarios, sobretodo aquellas pymes que están en proceso de expansión y cerca de los 50 empleados. 
Para muchos empleadores, hablar de sindicalismo es hablar de conflictividad, denuncias, pérdida de productividad, etc. La otra cara de la moneda son los sindicalistas que consideran al patrón como el enemigo que siempre está predispuesto a abusar de su poder para explotar al proletariado. Estas dos posiciones extremas, lo único que consiguen es radicalizar a la otra parte, ponerse palos en las ruedas mutuamente y gastar más energía pensando cómo perjudicar al adversario que en buscar el…

22 reglas de oro para ser más productivos

A menudo, cuando veo el catálogo de curso que ofrecen diferentes consultorías de formación pienso: ¿Por qué lo llaman gestión del tiempo? El tiempo es el que es para todo el mundo: 365 días al año (ó 366 si es año bisiesto), 24 horas al día y 60 minutos por hora. Eso ni se puede negociar ni se puede gestionar. 
Aunque la típica frase “no tengo tiempo” esté tan de moda y socialmente tan bien vista, no tiene ningún sentido. Tienes las mismas horas que todo el mundo. 
Lo que sí podemos hacer es intentar aprovechar lo mejor posible ese recurso llamado tiempo para intentar ser más productivos. 
Por ello, vamos a ver una serie de consejos que deberían llevarnos a ser más eficaces: 
1. Aprende a decir que no a los demás. Es cierto que cuesta más de lo que parece, pero si no podemos o queremos hacerlo, es mejor que digamos amablemente que no y nos centremos en aquellas tareas que realmente nos aportan valor. 
2. Olvida la perfección. No existe, pero además, acercarse mucho a ella cuesta dema…

El primer paso para que nos escuchen es que nos entiendan

Lo primero que debe pensar el gerente de una empresa al mirar el presupuesto es que existe un departamento que supone un gasto relativamente elevado y sin un retorno inmediato de la inversión: Recursos Humanos. Cuando las vacas son gordas, este problema es menor, porque la existencia de este departamento "mola", sobretodo en aquellas empresas que dicen preocuparse de sus empleados (la experiencia me dice que hay que vigilar con aquellas empresas que lo repiten constantemente). Pero cuando las vacas empiezan a flaquear o cuando dependemos de gerencias más pragmáticas, nuestra función es fácilmente cuestionable.
A lo largo de mi trayectoria, una de las quejas más recurrentes de los profesionales de RRHH es que su papel a nivel estratégico es menos relevante de lo que consideran que debería ser. Hace pocos días, en una conferencia, @eugeniodeandres explicaba que el 10% de las empresas del IBEX, sacaron a RRHH de sus Comités de Dirección (seguramente no los sacaron de la compañ…

Cómo desmotivar intentando motivar

Uno de los errores más habituales de las personas que gestionan equipos es el de intentar aplicar soluciones universales a cualquier situación. Son muy pocas las acciones que sabemos que siempre serán positivas para quién las recibe: un reconocimiento del trabajo bien hecho, mayor flexibilidad horaria, un incremento salarial... Sin embargo, solemos dar como válidos otros gestos como: Un ascenso. Puede suponer un problema para una persona que no quiera más responsabilidades de las que ya tiene. Además, suele requerir mayor dedicación de tiempo y esfuerzo que no siempre se considera correctamente compensada con el incremento salarial que pueda suponer.La implantación de un mejor horario en la oficina. Imponer un nuevo horario, aunque pueda parecer claramente mejor que el anterior, supondrá que los empleados deban modificar sus rutinas y esto no siempre es fácil. A lo mejor, un/a padre/madre ya tiene solucionado el canguro para recoger a sus hijos a la salida del colegio, pero ahora debe…

¿Cuál es el mejor estilo de liderazgo?

Basta con escribir en Google la palabra "liderazgo" para que aparezcan más de 19 millones de resultados, así que sobre esta temática ya está todo inventado. Una de las partes más conocidas y populares es la distinción entre 3 tipos de liderazgo: autoritario, democrático y liberal o laissez faire.
En pocos días impartiré de nuevo un curso para mandos intermedios sobre este tema. Uno de los ejercicios que deben hacer los asistentes es cumplimentar un breve cuestionario que les indica cuál es su estilo predominante entre estos tres. He impartido varias veces esta formación y siempre sucede que el estilo predominante en la mayoría (o la totalidad) de asistentes es el democrático. Siempre tengo la sensación de que cuando descubren el resultado se quedan tranquilos después de imaginar la posibilidad de que el cuestionario dijera que eran autoritarios delante de sus compañeros.
Socialmente está aceptado que el estilo democrático es el mejor y el autoritario el peor. Sin embargo, e…

9 Errores comunes en la política retributiva

Son muchas las compañías que no cuentan con una política retributiva definida que esté alineada con su estrategia corporativa. Esto, además del coste económico, genera una serie de problemas paralelos de conflictividad, desmotivación y rotación de personal. Algunos de los errores más comunes son:
Concentrarse exclusivamente en el dinero. El salario es un elemento de satisfacción, no de motivación. Todos trabajamos por dinero, pero nos motiva sentirnos valorados, importantes en los proyectos en los que participamos, tener opciones de crecimiento profesional, reconocimiento, etc.Primar en exceso la retribución variable. En un intento de mantener en altos niveles la motivación y desempeño de los empleados de la compañía, algunas empresas quitan peso a la retribución fija en favor de la variable. Sin embargo, puede caerse en el error de olvidar el objetivo de la primera: recompensar una dedicación estable y satisfacción de las necesidades básicas del empleado. Además, en muchas ocasiones …