Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

Compromiso

Primero un poco de teoría:
El concepto de compromiso laboral se entiende como el vínculo por el cual el trabajador desea permanecer en la organización debido a su motivación implícita.
Meyer y Allen defienden que este compromiso puede ser: Compromiso afectivo (deseo): La identificación psicológica del trabajador con los valores y la filosofía de la empresa. Compromiso de continuidad (necesidad) El apego es de carácter material. El compromiso depende de la percepción que tiene en relación con lo que se recibe del trabajo.Compromiso normativo (moral): Sentimiento de lealtad a la empresa motivado por presiones culturales o familiares.



Y ahora un poco de aplicación práctica y su problemática:
De los tres modelos explicados, el más frecuente actualmente es el de continuidad. La tendencia al alza de este tipo de compromiso mal entendido se traduce en el absentismo presencial. De hecho, dudo de que la necesidad económica sea compromiso real y tengo claro que es el tipo de relación que las empresa…

¡Deja de lamentarte y despierta de una vez!

Por mucho que te empeñes, nadie nos va a sacar de ningún sitio. Si te quedas esperando que alguien te rescate, acabarás hundiéndote sin remedio. 
Si olvidaste que los bancos no son ONGs y que su principal objetivo es ganar dinero, te equivocaste. A ellos les da igual que aceptases voluntariamente una hipoteca que ahora no puedes pagar. Deja de mentirte: la culpa es tuya.
Ganar dinero también era el objetivo de las inmobiliarias y las constructoras. Ellos vendían un producto y muchos compramos. Les interesaba vender el piso más caro primero y todos lo sabíamos. No eran nuestros papis para decirnos hasta donde podíamos llegar. Esa era una valoración que debíamos hacer nosotros.


Si crees que Rajoy nos sacará de este follón, puedes esperar sentado. No entraré en valoraciones políticas, pero ¿qué capacidad de decisión crees que tiene un presidente del gobierno cuando no hay un duro en caja? No queda otra que bajarse los pantalones y aceptar la ayuda interesada de quien pueda aportar algo …

Si son personas, ¿por qué les llamamos recursos?

Según la Real Academia Española, recursos son el conjunto de elementos disponibles para resolver una necesidad o llevar a cabo una empresa. Siendo puristas, desde el punto de vista del lenguaje, el término recurso humano no va desencaminado. La empresa nos contrata para llevar a cabo unos objetivos. Sin embargo, me cuesta creer que a alguien le guste verse como un "elemento disponible".
Estamos de acuerdo en que desde los departamentos de RRHH debemos tratar a los empleados como lo que son: personas. Es importante saber diferenciar entre el tratamiento que da la empresa a los recursos materiales y a las personas que forman parte de su organización. Todavía me sorprendo al ver como algunas personas recurren a nombres muy extraños para hablar de puestos de trabajo que todos conocemos sobradamente, pero los departamentos que trabajan por y para las personas se siguen llamando RECURSOS humanos.


La palabra "recursos" no da opción a la individualidad y puede dar a enten…

Cambiar ya no es una opción, pero hacerlo mal puede ser un suicidio

Vivimos en una época de cambio. La revolución tecnológica, la crisis económica, nuevos valores sociales o simplemente "porque mola". Tendemos a asociar la idea de cambio con la de progreso, y aunque esto no sea necesariamente así, es evidente que para evolucionar, debemos cambiar en mayor o menor medida. De hecho, el cambio empresarial es inevitable porque las personas cambian y las empresas están formadas por personas. Sin embargo, trabajar para planificar los cambios conlleva dificultades y riesgos. El primer problema para implantar cambios suelen ser los propios afectados por el cambio. Los empleados suelen quejarse porque llevan muchos años desarrollando las mismas tareas. Sin embargo, cuando se les propone un simple cambio de actividad, su respuesta suele ser negativa. No nos engañemos, los cambios nos aterran.  Nos gusta nuestra rutina aunque la critiquemos. Si algo ha funcionado durante años, ¿para qué tocarlo?.Sencillamente porque todo es mejorable y porque la socied…

Discurso de Steve Jobs

Nunca he sido simpatizante de Apple. Ni tengo Iphone, ni Mac, ni Ipad, ni nada con una manzana dibujada en su parte posterior. Sin embargo, ante este discurso, me quito el sombrero:


¿Alguien se acuerda de la gestión del talento?

Hace unos años los departamentos de RRHH hablaban de gestión del talento. Atraer y retener el talento era casi una obsesión, llegando a creer que las empresas con mayor talento eran las que tenían más éxito. Incluso se generó un nuevo oficio y se le puso un nombre curioso: el headhunter (su función me parece muy válida, pero me gustaría mucho más otro nombre). Sin embargo esta idea se quedó en creencia. No he visto ningún estudio en el que se demuestre una correlación entre el talento y los beneficios netos de la organización. Buscar esta correlación supone afrontar la dificultad de medir algo tan intangible como el talento. Es más, ¿qué es el talento?. ¿Seguro que todos daríamos la misma respuesta? Según la RAE el talento es "la inteligencia o aptitud para una determinada ocupación". ¿Vale la pena todo el esfuerzo realizado para retener a personas que sencillamente son aptas para hacer su trabajo? Como tantas otras veces, desde los departamentos de RRHH, nos estuvimos dedi…

La cultura del esfuerzo

Dice Marc Vidal que somos un país que vive la cultura del subsidio. Esto nos ha acostumbrado a no tener que hacer nada para conseguirlo todo. No hace muchos años, cualquier trabajador podía abandonar su empresa sin ningún temor porque sabía que al día siguiente estaría trabajando en otro lugar (posiblemente cobrando más). Si quería tener un buen coche o una buena casa, sólo debía acudir al banco y pedir un préstamo. Esta situación nos ha convertido en personas con muchos derechos y pocas obligaciones. Ahora, cuando esa situación ha terminado, exigimos que se nos mantenga el mismo nivel de vida. Ahora culpamos a los bancos (entidades privadas con ánimo de lucro) porque nos prestaron un dinero que nosotros les pedimos, culpamos a los políticos porque, tras darnos subvenciones por todo de manera injustificada, se han quedado con la caja vacía, culpamos a nuestros empresarios porque no quieren trabajar sin obtener beneficios y cierran sus empresas. La culpa es de todo el mundo menos nues…

Estabilidad vs. zona de confort

Hace unos años, en mi etapa como técnico de selección, podía comprobar día tras día como los candidatos no valoraban para nada la estabilidad. En muchas ocasiones me encontré con personas que rechazaban una contratación estable por un contrato de ETT con iguales condiciones económicas. Hoy por hoy, esa situación es radicalmente diferente y la estabilidad es una de las variables más valoradas a la hora de elegir un trabajo.
La estabilidad tiene cosas buenas y cosas menos buenas. Lo que me preocupa es la sensación de que mucha gente confunde "estabilidad" con "zona de confort". Según la RAE estable es que permanece en un lugar durante mucho tiempo. En cambio, según la wikipedia, entendemos por zona de confort el conjunto de límites que, sutilmente, la persona acaba por confundir con el marco de su íntima existencia.

La estabilidad nos aporta la tranquilidad de saber que cobraremos a final de mes y que no tendremos que preocuparnos por el pago de la hipoteca. Si senti…

Estar o no estar en redes sociales ya no es la cuestión

Si todavía nos estamos planteando si es conveniente estar en redes sociales, vamos tarde. Porque desde RRHH siempre hemos defendido la importancia de la comunicación en las empresas debemos entender que las formas de comunicación han cambiado y que además nos facilitan las cosas. Siempre nos ha preocupado ser accesibles para nuestras plantillas y ahora podemos serlo sin limitaciones geográficas o temporales. Un porcentaje elevado de nuestras plantillas está en redes sociales y eso es algo que no podemos controlar. Nosotros mismos seguramente tendremos un perfil de Facebook que sólo utilizamos para relacionarnos con amigos y familia. ¿Por qué no aprovechar ese potencial? ¿Realmente estamos preparados para ello?


Posiblemente no. Si predicamos que queremos ser cercanos pero nos asusta serlo por si nos dan alguna opinión incómoda, nuestro sitio no son las redes sociales. Pero si estamos abiertos a escuchar lo que quieran decirnos, las redes sociales nos aportarán las siguientes ventajas:

El peligro de considerar sólo criterios económicos a corto plazo

Hace sólo unos años, los departamentos de RRHH centraban buena parte de sus esfuerzos en motivar a su personal. La retención de talento no era una preocupación, era una obsesión. Esa situación nos llevó a pensar que, mimando a nuestras plantillas, nos serían fieles por el resto de sus vidas. En esos tiempos, hablábamos de los trabajadores como "clientes internos". ¿Os acordáis? El tiempo ha demostrado que nos equivocamos. Los profesionales trabajamos por dinero y cuando otra empresa nos pagaba más (en muchas ocasiones demasiado) nos marchábamos. Esta situación parece ya muy lejana y casi olvidada, pero de eso hace unos cuatro años.
Hoy en día nuestra obsesión es reducir costes. Los cambios socioeconómicos nos han llevado a pensar en el corto plazo para sobrevivir y eso supone una postura totalmente opuesta a la que teníamos anteriormente. Es posible que la supervivencia no nos deje elección en algunos casos, pero no en todos. Además, debemos plantearnos si estamos recortand…

La importancia de la formación según Leopoldo Abadía

Hoy os dejo una reflexión del gran Leopoldo Abadía que se puede aplicar también al mundo de los recursos humanos.
En muchas de mis conferencias, se levantaba una señora (esto es pregunta de señoras) y decía esa frase que me a mí me hace tanta gracia: "¿qué mundo les vamos a dejar a nuestros hijos?" Ahora, como me ven mayor y ven que mis hijos ya están crecidos y que se manejan bien por el mundo, me suelen decir "qué mundo les vamos a dejar a nuestros nietos?" Yo suelo tener una contestación, de la que cada vez estoy más convencido: "y a mí, qué me importa?!" Quizá suena un poco mal, pero es que, realmente, me importa muy poco.


Yo era hijo único. Ahora, cuando me reúno con los otros 64 miembros de mi familia directa, pienso lo que dirían mis padres, si me vieran, porque de 1 a 65 hay mucha gente. Por lo menos, 64.

Conciliación laboral y otras mentiras

Hace unos años asistí a unas jornadas sobre conciliación laboral y familiar organizadas por el Ayuntamiento de Sabadell. Las ponencias iban a cargo de los responsables de RRHH de una conocida Caja de Ahorros catalana, una cooperativa de librería y papelería y una empresa metalúrgica. Escuchando a los dos primeros todo parecía idílico: las trabajadoras (todos admitían que el sexo femenino se acoge de manera más numerosa a este tipo de medidas) podían trabajar en horario matinal sin ningún problema y eso hacía que pudieran ir a recoger a sus hijos a la guardería sin ningún inconveniente. La visión del problema por parte del responsable de RRHH de la metalúrgica fue bien diferente. Una caja de ahorros abre sus oficinas a las 8 y las cierra a las 14. En el almacén de una cooperativa de la trabajadora puede hacer un horario matinal que se adapta a sus necesidades. Sin embargo, la industria metalúrgica trabajaba en tres turnos de 8 horas para mantener la producción en funcionamiento de for…

Cuando despedir es casi un delito

El pasado sábado salí con unos amigos a tomar algo a una terraza. Al rato de estar sentados se presentó un chico con una presencia "poco cuidada". Saludó con un "hola" y empezamos a pedir. Al cabo de un rato se presentó con las bebidas en una bandeja que aguantaba con las dos manos. Apoyó la bandeja en la mesa y, sin darse cuenta de que la mesa estaba llena de migas de pan, empezó a pasar las bebidas al cliente que estaba sentado a su lado para que las pasara al resto de personas. Evidentemente, para pagar tuvimos que entrar dentro del local a pedir la cuenta, ya que el chico no volvió a aparecer por la terraza.
No es mi intención culpabilizar a la persona que nos atendió porque supongo que su jefe es consciente de las aptitudes que tiene para trabajar como camarero. Sin embargo, mientras prestaba atención a su servicio no dejaba de preguntarme ¿no habrá camareros más preparados buscando trabajo?


De la misma manera que como no voy a volver al mismo bar porque creo…

Justicia vs. equidad

A las direcciones de las empresas, a los mandos intermedios y, por supuesto, a los profesionales de los RRHH se nos presupone un trato equitativo y justo de toda la plantilla. Algo que parece tan evidente, es complicado de cuestionar, pero ¿significa lo mismo justicia que equidad?
Supongamos el ejemplo de dos trabajadores de una empresa: Pepito es el prototipo de trabajador ejemplar. Siempre ofrece una mentalidad positiva, está dispuesto a ayudar a cualquier compañero, sus resultados superan frecuentemente las expectativas de su jefe, etc. Por otro lado, Manolito es un trabajador cumplidor pero poco más. Su mentalidad es pesimista, frecuentemente pone reparos a las órdenes que recibe, se limita a hacer lo justito y no aporta nada al grupo.

En este caso, ser equitativo supone que Pepito y Manolito deben recibir el mismo trato por parte de la empresa en todos los aspectos, es decir, deben tener un salario similar, una promoción parecida, un trato por parte de sus superiores lo más igua…

Plan de acogida. El primer paso de una buena relación

Es cierto que la incorporación de personas a nuestras organizaciones ha pasado a ocupar un lugar mucho más esporádico. No contratamos tanto como antes, pero en un contexto de recorte de recursos, es importante acertar el tiro y asegurar el éxito de nuestros procesos de selección. Considerando el esfuerzo de tiempo y recursos que supone un proceso de selección, parece paradójico descuidar la integración de los nuevos colaboradores, teniendo en cuenta que es precisamente la primera etapa de su incorporación en la organización una de las más importantes en su proceso de socialización, debido a que: la persona se encuentra especialmente flexible y receptiva a todo lo nuevo la gran influencia que tiene esta primera etapa y cómo ésta condicionará su comportamiento futuro.
Es, por lo tanto, muy importante que en las organizaciones se ponga en práctica un plan de acogida que recoja los temores, expectativas, dudas del nuevo miembro, ya que ello facilitará la integración y permitirá reconducir…

Guardiola no me sirve como ejemplo de líder

Lo primero que debo admitir es que soy perico de corazón y es posible que no sea del todo objetivo. Ya puestos, aprovecho para felicitar a todos los culés por los éxitos deportivos conseguidos y por la manera de conseguirlos. Creo que es indiscutible que el equipo azulgrana ha alcanzado la excelencia futbolística.


Todos los éxitos deportivos conseguidos por el equipo de Guardiola ha generado que muchos artículos, blogs o cursos de formación le pongan como ejemplo de líder. Incluso existen libros que hablan de este fenómeno. No voy a cuestionar el método Guardiola y admito que ejerce como líder positivo de su grupo de trabajo. Sus éxitos deportivos le avalan y hacen que su gestión sea incuestionable, pero me pregunto si sirve de algo ponerle como ejemplo de liderazgo en una empresa "normal". Analicemos algunas diferencias entre el Barça y una empresa "normal": Todos sus empleados tienen un contrato temporal y una vida profesional muy corta.Una gran mayoría de los em…