Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

El papel de los padres en el futuro profesional de sus hijos

Hace pocos días, en el colegio de mi hija organizaron una charla sobre "cómo mejorar la autoestima en nuestros hijos". Se trataba de una charla gratuita impartida por una psicóloga infantil. Me pareció muy interesante asistir, pero para mi sorpresa, apenas asistimos unas 20 personas (casi la mitad eran los organizadores). 
Aunque tengo mi opinión, no voy a opinar como padre, ni siquiera como ciudadano, aunque es evidente que da que pensar. Aquí sólo hablamos del mercado laboral y de los recursos humanos. ¿Cómo influye una charla para padres en un colegio de primaria?
Como empleados, nuestra educación, nuestros valores y, por supuesto, nuestra autoestima, influyen directamente en nuestro éxito o fracaso laboral. Uno de los factores más importantes para nuestra adaptación al entorno laboral es nuestra inteligencia emocional, incluso por encima de la experiencia o el expediente académico (que por cierto parece ser cada vez menos valorado por determinados reclutadores). 
Habili…

Pagar demasiado no es sólo un problema

Uno de los motivos más habituales para cambiar de trabajo es una mejora salarial. Por ello, el salario es una de las causas principales de la fuga de talento de las empresas, aunque ya vimos que quizás eso del talento estaba algo sobredimensionado. Una retribución insuficiente, es un claro problema para cualquier compañía ya que sólo los mediocres aceptarán trabajar por un salario menor que el que mueve el mercado.
Sin embargo, pocas veces se habla del efecto contrario, es decir, ¿qué pasa si una empresa paga por encima de mercado? Muchos pensarán que en esa empresa trabajarán los mejores empleados del sector, pero no suele ser así. 
Hace unos años, con las consultorías de headhunting en pleno apogeo, muchos profesionales iban inflando sus sueldos como una burbuja. El mismo headhunter que le había llamado para cambiarse de empleo, le volvía a llamar pasados unos meses para hacer otro cambio todavía más goloso. Todos cobraban, excepto la empresa, pero eran épocas de vacas gordas y tod…