Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Estabilidad vs. zona de confort

Hace unos años, en mi etapa como técnico de selección, podía comprobar día tras día como los candidatos no valoraban para nada la estabilidad. En muchas ocasiones me encontré con personas que rechazaban una contratación estable por un contrato de ETT con iguales condiciones económicas. Hoy por hoy, esa situación es radicalmente diferente y la estabilidad es una de las variables más valoradas a la hora de elegir un trabajo.
La estabilidad tiene cosas buenas y cosas menos buenas. Lo que me preocupa es la sensación de que mucha gente confunde "estabilidad" con "zona de confort". Según la RAE estable es que permanece en un lugar durante mucho tiempo. En cambio, según la wikipedia, entendemos por zona de confort el conjunto de límites que, sutilmente, la persona acaba por confundir con el marco de su íntima existencia.

La estabilidad nos aporta la tranquilidad de saber que cobraremos a final de mes y que no tendremos que preocuparnos por el pago de la hipoteca. Si senti…

Estar o no estar en redes sociales ya no es la cuestión

Si todavía nos estamos planteando si es conveniente estar en redes sociales, vamos tarde. Porque desde RRHH siempre hemos defendido la importancia de la comunicación en las empresas debemos entender que las formas de comunicación han cambiado y que además nos facilitan las cosas. Siempre nos ha preocupado ser accesibles para nuestras plantillas y ahora podemos serlo sin limitaciones geográficas o temporales. Un porcentaje elevado de nuestras plantillas está en redes sociales y eso es algo que no podemos controlar. Nosotros mismos seguramente tendremos un perfil de Facebook que sólo utilizamos para relacionarnos con amigos y familia. ¿Por qué no aprovechar ese potencial? ¿Realmente estamos preparados para ello?


Posiblemente no. Si predicamos que queremos ser cercanos pero nos asusta serlo por si nos dan alguna opinión incómoda, nuestro sitio no son las redes sociales. Pero si estamos abiertos a escuchar lo que quieran decirnos, las redes sociales nos aportarán las siguientes ventajas: