En redes sociales

TwitterLikedinFacebookGoogle+

lunes, 23 de enero de 2012

El conflicto y la búsqueda de soluciones

Normalmente, cuando escuchamos la palabra "conflicto" se nos encienden todas las alarmas y solemos relacionarlo con una experiencia negativa que generará muchos problemas. Sin embargo, la resolución de conflictos puede generar cambios positivos para los individuos y para el grupo. La realidad es que, por mucho que intentemos evitarlo desde las áreas de personal, los conflictos tienen que producirse por los diferentes intereses y puntos de vista que pueden tener las personas que forman el grupo. Al trabajar en equipo, es inevitable.

En ocasiones es necesario llegar al límite para que el conflicto estalle y las partes implicadas busquen las soluciones de manera abierta. Las ventajas de los conflictos radican en los acuerdos a los que nos obligan a llegar para solucionarlos. Esos acuerdos enriquecen la organización, la hacen avanzar y fortalecen al grupo.

Evitar los conflictos supone evitar responsabilidades. Los conflictos superados nos hacen más fuertes como organización, mientras los evitados suponen un problema enquistado para toda la vida.
Como departamento de RRHH es indispensable que fomentemos la correcta resolución de conflictos a todos los niveles, promoviendo los valores de cooperación y respeto a las opiniones de los demás por todos los miembros de la organización. 


Los principales componentes para una solución efectiva del conflicto son:
  • Mente abierta
  • Disposición a buscar soluciones
  • Conocimiento del problema
  • Buscar soluciones prácticas para todas las partes implicadas


La solución ideal a un conflicto es la conocida como "win-win", que vendría a ser un "todos salimos ganando". Con esta frase, que todos hemos escuchado alguna vez, se refleja lo que se conoce como una solución "win-win" (en castellano, ‘ganar-ganar’). Cuando afrontamos la resolución a un problema entre personas de nuestra organización, RRHH debe buscar una solución en la que todos los intervinientes salen beneficiados de uno u otro modo.


¿Quién es el cliente de RRHH?

Todo trabajador, tanto si trabaja por cuenta propia como si lo hace por cuenta ajena, debe tener muy claro quién es su cliente. Sólo de est...