En redes sociales

TwitterLikedinFacebookGoogle+

martes, 29 de noviembre de 2011

Si son personas, ¿por qué les llamamos recursos?

Según la Real Academia Española, recursos son el conjunto de elementos disponibles para resolver una necesidad o llevar a cabo una empresa. Siendo puristas, desde el punto de vista del lenguaje, el término recurso humano no va desencaminado. La empresa nos contrata para llevar a cabo unos objetivos. Sin embargo, me cuesta creer que a alguien le guste verse como un "elemento disponible".

Estamos de acuerdo en que desde los departamentos de RRHH debemos tratar a los empleados como lo que son: personas. Es importante saber diferenciar entre el tratamiento que da la empresa a los recursos materiales y a las personas que forman parte de su organización. Todavía me sorprendo al ver como algunas personas recurren a nombres muy extraños para hablar de puestos de trabajo que todos conocemos sobradamente, pero los departamentos que trabajan por y para las personas se siguen llamando RECURSOS humanos.



La palabra "recursos" no da opción a la individualidad y puede dar a entender que todos los que forman parte de una empresa van a ser tratados de la misma manera, sin tener en cuenta sus diferencias individuales. Precisamente en esa diferenciación es donde reside buena parte de la riqueza del conjunto. 

Sabemos que cuando tomamos decisiones para motivar a un grupo, casi siempre habrá alguien que se queje de la decisión que hemos tomado. Esto se produce porque las necesidades y las expectativas de cada persona son diferentes. Gestionar la diferencia se hace más complicado a medida que aumentamos el número de personas, pero es importante asumir ese reto.

Estamos en medio de tiempos difíciles, de replantearnos cosas, de muchos cambios. Nuestra gente necesita saber que es importante. Empecemos a olvidarnos del nombre que pone en la puerta de nuestro departamento y rebauticemos nuestra tarea. ¿Qué os parece "departamento de personas"? ¿"departamento de gestión de personas"?... Demos vueltas al nombre mientras dejamos claro que trabajamos con personas y que esa es la belleza de nuestra profesión.

El problema no es tu equipo humano

Hace un tiempo, hablaba con un responsable de área, con una plantilla de aproximadamente unas 100 personas. Comentábamos anécdotas de la pl...