En redes sociales

TwitterLikedinFacebookGoogle+

viernes, 20 de mayo de 2011

Verdades y mentiras sobre el uso de las redes sociales en RRHH

Si buscamos por internet, encontraremos multitud de blogs, artículos o tuits que nos hablan de las bondades de las redes sociales y de la importancia que el mundo 2.0 tiene para los departamentos de Recursos Humanos. Hay que estar en dospuntocerolandia para no quedarse fuera de juego. ¿Seguro?


Las redes sociales están de moda, pero no podemos negar la evidencia: pocos directores de RRHH las utilizan para fines profesionales. Es más, en muchas empresas el acceso a las redes sociales está "capado" por un fantástico servidor proxy que no se deja colar ni una para que el tiempo dedicado al mundo 2.0 no interfiera en la productividad. En nuestro país siguen siendo mayoría las empresas que no cuentan con más presencia en internet que la web corporativa.

Es cierto que muchos headhunters están utilizando las redes sociales para cazar talento y esto les supone una gran ventaja. Sin embargo, ¿podemos utilizar Linkedin para contratar a 50 cajeras de supermercado? Quiero decir que las redes sociales empiezan a mostrarse útiles con determinados perfiles. Sin embargo, para cubrir puestos que no requieran una formación específica o una gran profesionalidad, las empresas seguirán utilizando Infojobs.

Por otro lado, desde el punto de vista del candidato, parece aceptado que la presencia en redes sociales ayuda a vender nuestro trabajo. No se trata sólo de hacer, sino de explicar lo que se hace para que todo el mundo sepa todo lo que sabemos hacer. Conseguir una reputación en la red no es tarea sencilla y no se consigue a corto plazo. Entonces ¿cuánto tiempo necesito invertir para que me conozcan? ¿vale la pena el tiempo invertido?

No se que pasará con las redes sociales. Hay quien habla de la burbuja 2.0, pero personalmente creo que son útiles si se trabajan con sentido común:
  • Analiza qué esperas de las redes sociales.
  • Estudia las redes que se adaptan mejor a tus objetivos profesionales. Si las utilizas en el reclutamiento, posiblemente deberás analizar que red se adapta mejor a cada perfil.
  • Analiza el tiempo que deberás estar "conectado" a tus redes y valora si merece la pena.
  • Una vez abierta una cuenta, es necesario mantenerla activa. No basta con "estar", hay que "hacer".
  • Si la red social no nos da el resultado esperado, siempre podemos darnos de baja (o desactivar la cuenta)
  • Lo que publicamos en una red social es público. Cuidado con los mensajes que escribimos porque, como en el mundo 1.0, seremos esclavos de nuestras palabras y dueños de nuestros silencios.
En definitiva, que las redes sociales van a solucionar todos nuestros problemas, pero están ahí y debemos buscar el máximo provecho posible en función de nuestros intereses.

    ¿Por qué no nos dejan aportar todo lo que podríamos?

    Durante mis años de experiencia en el ámbito de la gestión de personas, he escuchado quejas de colegas sobre el poco peso que las direccion...