Ir al contenido principal

Verdades y mentiras sobre el uso de las redes sociales en RRHH

Si buscamos por internet, encontraremos multitud de blogs, artículos o tuits que nos hablan de las bondades de las redes sociales y de la importancia que el mundo 2.0 tiene para los departamentos de Recursos Humanos. Hay que estar en dospuntocerolandia para no quedarse fuera de juego. ¿Seguro?


Las redes sociales están de moda, pero no podemos negar la evidencia: pocos directores de RRHH las utilizan para fines profesionales. Es más, en muchas empresas el acceso a las redes sociales está "capado" por un fantástico servidor proxy que no se deja colar ni una para que el tiempo dedicado al mundo 2.0 no interfiera en la productividad. En nuestro país siguen siendo mayoría las empresas que no cuentan con más presencia en internet que la web corporativa.

Es cierto que muchos headhunters están utilizando las redes sociales para cazar talento y esto les supone una gran ventaja. Sin embargo, ¿podemos utilizar Linkedin para contratar a 50 cajeras de supermercado? Quiero decir que las redes sociales empiezan a mostrarse útiles con determinados perfiles. Sin embargo, para cubrir puestos que no requieran una formación específica o una gran profesionalidad, las empresas seguirán utilizando Infojobs.

Por otro lado, desde el punto de vista del candidato, parece aceptado que la presencia en redes sociales ayuda a vender nuestro trabajo. No se trata sólo de hacer, sino de explicar lo que se hace para que todo el mundo sepa todo lo que sabemos hacer. Conseguir una reputación en la red no es tarea sencilla y no se consigue a corto plazo. Entonces ¿cuánto tiempo necesito invertir para que me conozcan? ¿vale la pena el tiempo invertido?

No se que pasará con las redes sociales. Hay quien habla de la burbuja 2.0, pero personalmente creo que son útiles si se trabajan con sentido común:
  • Analiza qué esperas de las redes sociales.
  • Estudia las redes que se adaptan mejor a tus objetivos profesionales. Si las utilizas en el reclutamiento, posiblemente deberás analizar que red se adapta mejor a cada perfil.
  • Analiza el tiempo que deberás estar "conectado" a tus redes y valora si merece la pena.
  • Una vez abierta una cuenta, es necesario mantenerla activa. No basta con "estar", hay que "hacer".
  • Si la red social no nos da el resultado esperado, siempre podemos darnos de baja (o desactivar la cuenta)
  • Lo que publicamos en una red social es público. Cuidado con los mensajes que escribimos porque, como en el mundo 1.0, seremos esclavos de nuestras palabras y dueños de nuestros silencios.
En definitiva, que las redes sociales van a solucionar todos nuestros problemas, pero están ahí y debemos buscar el máximo provecho posible en función de nuestros intereses.

    Entradas populares de este blog

    Compromiso

    Primero un poco de teoría:
    El concepto de compromiso laboral se entiende como el vínculo por el cual el trabajador desea permanecer en la organización debido a su motivación implícita.
    Meyer y Allen defienden que este compromiso puede ser: Compromiso afectivo (deseo): La identificación psicológica del trabajador con los valores y la filosofía de la empresa. Compromiso de continuidad (necesidad) El apego es de carácter material. El compromiso depende de la percepción que tiene en relación con lo que se recibe del trabajo.Compromiso normativo (moral): Sentimiento de lealtad a la empresa motivado por presiones culturales o familiares.



    Y ahora un poco de aplicación práctica y su problemática:
    De los tres modelos explicados, el más frecuente actualmente es el de continuidad. La tendencia al alza de este tipo de compromiso mal entendido se traduce en el absentismo presencial. De hecho, dudo de que la necesidad económica sea compromiso real y tengo claro que es el tipo de relación que las empresa…

    Justicia vs. equidad

    A las direcciones de las empresas, a los mandos intermedios y, por supuesto, a los profesionales de los RRHH se nos presupone un trato equitativo y justo de toda la plantilla. Algo que parece tan evidente, es complicado de cuestionar, pero ¿significa lo mismo justicia que equidad?
    Supongamos el ejemplo de dos trabajadores de una empresa: Pepito es el prototipo de trabajador ejemplar. Siempre ofrece una mentalidad positiva, está dispuesto a ayudar a cualquier compañero, sus resultados superan frecuentemente las expectativas de su jefe, etc. Por otro lado, Manolito es un trabajador cumplidor pero poco más. Su mentalidad es pesimista, frecuentemente pone reparos a las órdenes que recibe, se limita a hacer lo justito y no aporta nada al grupo.

    En este caso, ser equitativo supone que Pepito y Manolito deben recibir el mismo trato por parte de la empresa en todos los aspectos, es decir, deben tener un salario similar, una promoción parecida, un trato por parte de sus superiores lo más igua…

    Ventajas y desventajas de la subcontratación

    Ya llevamos varios años planteándonos todos los cambios posibles para mejorar la rentabilidad de todos los procesos, aunque ya vimos hace tiempo los riesgos de considerar sólo criterios económicos y que no debemos dejarnos llevar por la moda del cambio por el cambio. Son muchas las empresas que se plantean la posibilidad de subcontratar procesos de trabajo. Los motivos pueden ser muy diferentes: Ahorro de costes.Mayor flexibilidad laboral. Permite una respuesta más ágil frente a las demandas de un mercado que es cada vez más cambiante.Especialización y/o mayor efectividad en tareas que no son de propia actividad de la empresa (seguridad, limpieza, logística, etc.).Mayor seguridad. El outsourcing asume sus propios errores y riesgos.Innovación. La subcontrata supone una nueva forma de trabajar que llega a la organización desde el exterior.Centra el talento y el esfuerzo en las áreas clave de la empresa, aquellas que no son susceptibles de ser subcontratadas. 
    Sin embargo hay que valorar…