Ir al contenido principal

Escribir algo sobre RRHH sin inspiración

No estoy inspirado, pero da igual. Hace ya varios días que no publico nada, así que voy a escribir y, a medida que vaya avanzando, algo saldrá. Puedes quedarte. Estoy seguro de que has leído muchísimos artículos en blogs de RRHH que aportan menos que este. Al fin y al cabo, no se trata de aportar cosas nuevas, sino de que la gente piense que sabes mucho de un tema. Sí, no me mires con esa cara. Es así y lo sabes. ¿Acaso crees que a un mozo de almacén le va a ayudar mucho que le digan que InfoJobs ha muerto y que ahora debe escribir un blog y cultivar su marca personal? No, no sirve de nada, pero vende. Al fin y al cabo, eso es lo que importa. Porque sobrevivimos gestionando toda la parte administrativa relacionada con las personas y no nos dejan hacer mucho más, pero escribimos sobre como RRHH debe liderar el cambio. ¿El cambio a qué? Pues yo tampoco lo sé, pero no le des muchas vueltas: ellos tampoco.


No hace falta inspiración para dar consejos rimbombantes a un parado sin haber estado nunca en paro. Basta con un poco de morro, hazme caso. Es lo mismo que cuando jugamos a hacer de videntes y escribimos sobre los trabajos y puestos de trabajo que desaparecerán en los próximos años por culpa de la tecnología. Podríamos sustituir “desaparecer” por “transformar”, pero el miedo también es un recurso clásico. Sólo los más espabilados sabrán que eso pasa desde que se inventó la rueda. El resto, creerán que se acerca el apocalipsis laboral.

Es el poder del marketing. Esta gente es capaz de hacerte creer que el trabajo por proyectos y el fin del trabajo para toda la vida es algo que mola y a lo que tendremos que adaptarnos. Sin adornos, parecería que nos hacen creer que el incremento de la precariedad laboral es la panacea. Y digo yo, si todos trabajamos por proyectos puntuales y en las empresas nadie tiene empleo estable, ¿qué quedará de la cultura empresarial? ¿y del compromiso del empleado? Y lo peor, ¿si desaparecen estos conceptos, ¿de qué más vamos a escribir?

Siempre me quedará copiar una idea que ya está refrita y volver a escribir sobre el mismo tema una y otra vez: “los 1453 consejos para conseguir un perfil de LinkedIn irresistible”, “cómo lidiar con un jefe tóxico” o “las 327 diferencias entre un jefe y un líder”.

Ya llevo más de 400 palabras. No está mal para no estar inspirado. Lo malo es que, si tú has llegado hasta aquí, es porque también crees que hay mucho/a “vendemotos” en este mundillo, pero forma parte del postureo profesional 2.0 y ya sabes: si no estás en las redes, no estás. ¿O era al revés? Si pasas mucho tiempo en las redes, no estás en la realidad, ¿no?

Entradas populares de este blog

Compromiso

Primero un poco de teoría:
El concepto de compromiso laboral se entiende como el vínculo por el cual el trabajador desea permanecer en la organización debido a su motivación implícita.
Meyer y Allen defienden que este compromiso puede ser: Compromiso afectivo (deseo): La identificación psicológica del trabajador con los valores y la filosofía de la empresa. Compromiso de continuidad (necesidad) El apego es de carácter material. El compromiso depende de la percepción que tiene en relación con lo que se recibe del trabajo.Compromiso normativo (moral): Sentimiento de lealtad a la empresa motivado por presiones culturales o familiares.



Y ahora un poco de aplicación práctica y su problemática:
De los tres modelos explicados, el más frecuente actualmente es el de continuidad. La tendencia al alza de este tipo de compromiso mal entendido se traduce en el absentismo presencial. De hecho, dudo de que la necesidad económica sea compromiso real y tengo claro que es el tipo de relación que las empresa…

Justicia vs. equidad

A las direcciones de las empresas, a los mandos intermedios y, por supuesto, a los profesionales de los RRHH se nos presupone un trato equitativo y justo de toda la plantilla. Algo que parece tan evidente, es complicado de cuestionar, pero ¿significa lo mismo justicia que equidad?
Supongamos el ejemplo de dos trabajadores de una empresa: Pepito es el prototipo de trabajador ejemplar. Siempre ofrece una mentalidad positiva, está dispuesto a ayudar a cualquier compañero, sus resultados superan frecuentemente las expectativas de su jefe, etc. Por otro lado, Manolito es un trabajador cumplidor pero poco más. Su mentalidad es pesimista, frecuentemente pone reparos a las órdenes que recibe, se limita a hacer lo justito y no aporta nada al grupo.

En este caso, ser equitativo supone que Pepito y Manolito deben recibir el mismo trato por parte de la empresa en todos los aspectos, es decir, deben tener un salario similar, una promoción parecida, un trato por parte de sus superiores lo más igua…

Ventajas y desventajas de la subcontratación

Ya llevamos varios años planteándonos todos los cambios posibles para mejorar la rentabilidad de todos los procesos, aunque ya vimos hace tiempo los riesgos de considerar sólo criterios económicos y que no debemos dejarnos llevar por la moda del cambio por el cambio. Son muchas las empresas que se plantean la posibilidad de subcontratar procesos de trabajo. Los motivos pueden ser muy diferentes: Ahorro de costes.Mayor flexibilidad laboral. Permite una respuesta más ágil frente a las demandas de un mercado que es cada vez más cambiante.Especialización y/o mayor efectividad en tareas que no son de propia actividad de la empresa (seguridad, limpieza, logística, etc.).Mayor seguridad. El outsourcing asume sus propios errores y riesgos.Innovación. La subcontrata supone una nueva forma de trabajar que llega a la organización desde el exterior.Centra el talento y el esfuerzo en las áreas clave de la empresa, aquellas que no son susceptibles de ser subcontratadas. 
Sin embargo hay que valorar…