En redes sociales

TwitterLikedinFacebookGoogle+

sábado, 3 de enero de 2015

En 2015 quédate en el sofá

Di que sí, quédate en el sofá. Con la cantidad de gente que te ha deseado que 2015 te traiga las mejores cosas, seguro que no hace falta que muevas un solo dedo. 2015 llegará vestido con un elegante traje negro, impecable camisa blanca y moderna corbata negra para preguntarte qué es lo que necesitas y deseas. Bastará con que se lo pidas y lo tendrás. ¿Para qué vas a aguantar a tu jefe un segundo más? ¡Pídele la cuenta cuanto antes! Ya le pedirás un nuevo trabajo al Sr. 2015. Es más, yo no le pediría otro trabajo. Mejor que te toque la lotería aunque no juegues nunca. Este año olvídate de empezar la típica dieta de "después de Reyes". Al Sr. 2015 podrás pedirle un tipito fino y ya está.

De todas formas, por si acaso eres como yo y no confías demasiado en que algo tan abstracto como un período de tiempo pueda traerte cosas buenas o malas, yo voy a desearte que seas capaz de clarificar tus objetivos y prioridades, que en los próximos meses seas capaz de mantener tu esfuerzo con persereverancia y que no desfallezcas ante las dificultades que te vayas encontrando en el camino.

Voy a animarte a que sigas manteniendo una sonrisa en tu cara aunque las cosas no sean exactamente como tú las esperabas, porque quien siembra sonrisas, sólo puede recoger cosas buenas.

Voy a apoyarte si te levantas cada día con la intención de disfrutarlo al máximo, sabiendo que la felicidad no está en la meta, sino en el camino a recorrer para llegar hasta ella.

Voy a pedirte a ti (no al Sr. 2015) que cuides de tu familia y seres queridos sin esperar nada a cambio. En esto puedes creerme: si lo haces, ellos van a hacerte mucho más feliz de lo que pueda hacerlo el Año Nuevo.

Yo le he pedido ganar los Premios Educa 2014, pero como no confío demasiado y el nivel de los demás es muy fuerte, seguiré escribiendo artículos, disfrutando mientras lo hago y deseando que a ti también te gusten y quieras votarme.

¡Feliz 2015!

2 muestras de paternalismo en el mercado laboral

En el argot de los departamentos de RRHH abundan conceptos que presuponen la importancia y la madurez del empleado. Hablamos de delegar, de...