Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Yo quiero desagradar a alguien: El niño, el anciano y el asno

A diferencia de la gran mayoría de entradas de este blog, la siguiente no es de cosecha propia. Si buscáis en Google "niño, abuelo, burro" os aparecerán unos 751.000 resultados, la mayoría de los cuales, hacen referencia a un cuento que parece ser bastante antiguo pero que yo descubrí hace pocos días. 
"Había una vez un anciano y un niño que viajaban con un burro de pueblo en pueblo. Puesto que el asno estaba viejo, llegaron a una aldea caminando junto al animal, en vez de montarse en él. Al pasar por la calle principal, un grupo de niños se rió de ellos, gritando: 
-¡Mirad que par de tontos! Tienen un burro y, en lugar de montarlo, van los dos andando a su lado. Por lo menos, el viejo podría subirse al burro. 
Entonces el anciano se subió al burro y prosiguieron la marcha. Llegaron a otro pueblo y, al transitar entre las casas, algunas personas se llenaron de indignación cuando vieron al viejo sobre el burro y al niño caminando al lado. Entonces dijeron a viva voz: 
-¡Pare…

6 aspectos decisivos en la comunicación

Hace un par de días he acabado de leer "La isla de los 5 faros". A partir de un argumento bastante sencillo, el libro repasa la teoría de los faros para entender 6 claves comunicativas: Un único gran mensaje. Debemos transmitir una idea principal sin perdernos en otros temas. Tenemos que ser capaces de escribir en una sola frase todo lo que queremos explicar y mantenerla presente en todo momento. Si queremos explicar demasiadas cosas, es posible que ninguna de ellas quede clara.Debemos transmitir de forma memorable. Para que la gente recuerde nuestro mensaje, debemos trabajar en encontrar una manera interesante de hacerlo llegar a la gente. Nos puede ayudar el hecho de construir historias cotidianas con las que la gente se identifique. Los ejemplos habituales harán que el receptor se identifique con el mensaje que queremos transmitir.El lenguaje debe conectar. Basarnos en nuestro lenguaje habitual es un error. Debemos adaptarlo a los receptores del mensaje. Nuestro léxico ha…

RRHH: Del paintball a los ERES

Hace tan poquito tiempo y han pasado tantas cosas... Nuestra mayor preocupación era la retención del "talento" y la alta rotación de plantilla. Llegamos a confundir satisfacción, motivación y compromiso, llegando a pensar, en algunas ocasiones, que esos tres valores se podían comprar incrementando el salario. A pesar de nuestros esfuerzos, los trabajadores no dudaban en cambiar de una empresa a otra por 20 euros mensuales. Con el tiempo, acabaríamos aprendiendo que la motivación es un aspecto personal sobre el que podemos actuar de forma muy relativa.
En aquella situación nos tocaba ir de "enrollaos", proponiendo todo tipo de iniciativas para que la plantilla estuviera contenta. Muchas eran las empresas que organizaban fines de semana llenos de actividades para la plantilla como tirolinas, rafting, paintball, etc. La correlación entre este tipo de actividades y la productividad nunca ha quedado clara, pero era lo que tocaba.


Ahora todo ha cambiado de forma radical.…